domingo, 12 de octubre de 2014

Empresarios del Crimen - El Clan Beltrán Leyva






Refinados, astutos, e implacables…


Carlos Beltrán Araujo y Ramona Leyva Gámez vivían  de la cosecha de mariguana y amapola como todas las familias pobres del municipio de Badiraguato, en Sinaloa. La situación de la pareja, así como la de los Guzmán Loera, sus parientes lejanos, era insignificante e irreparable para todos los demás, dejándolos en la penosa situación de ser el escalón más bajo en la estructura criminal de X organización que operaba sigilosamente en el estado.  Padres de seis hijos: Marcos Arturo, Armida, Mario Alberto, Felícitas, Carlos, Héctor, Amberto, Alfredo y Gloria. Los pequeños varones se dedicaban a ir con su padre a la sierra para hacer las labores de cultivo, mientras que las niñas y su madre hacían la comida y subían a los cultivos para dar de comer a los pobres desgraciados.

Marcos Arturo El Barbas


Podía hacerse pasar por empresario algunas veces, pero su temperamento lo delataba como criminal. Marcos Arturo creía fervientemente en la lealtad hasta llegar a un punto en que si se le llegaba a traicionar, su ira se derramaba cual tormenta. Nacido el 21 de septiembre de 1958, creció bajo un yugo de pobreza y miseria, pero cuando tuvo la edad adecuada, decidió ponerle fin a la flagelada dinastía  de su familia junto con sus hermanos Héctor y Alfredo. Inició como operador financiero en la organización de Amado Carrillo Fuentes y terminó siendo jefe de plaza en el estado de Querétaro aun bajo su mando. Con sudor y sangre trató de llegar a ser imagen y semejanza  del poderoso Señor de Los Cielos, pero desde su supuesta muerte en 1997, Marcos Arturo se dedicó más a sustentar con maletas cargadas de dinero a su primo, Joaquín Guzmán Loera El Chapo, cautivo desde 1993 en prisiòn, teniendo el conocimiento que escaparía algún día; se consumó el 19 en enero de 2001. 
En 2009, el Departamento de Estado norteamericano fichó a su organización como una de las más violentas en todo México, haciéndola responsable de muertes, secuestros, extorsiones y demás tipos de violencia durante el sexenio de Vicente Fox y Felipe Calderón. 

Años antes, Guzmán Loera lo había convocado a él y a su clan a una reunión en Cuernavaca, Morelos para hacer un alineamiento en todas las organizaciones criminales en el país. Entre los invitados estaban Juan José Esparragoza Moreno El Azul, Mario Ismael Zambada García El Mayo y su hijo Vicente Zambada Niebla, Ignacio Coronel Villarreal Nacho Coronel, Armando Valencia Contreras y Vicente Carrillo Fuentes El Viceroy. La mayorìa de estos individuos tenían el máximo poder en su respectivo Cártel, pero el problema era la administración individual de cada capo, así que Guzmán Loera trató de organizar y poner de acuerdo a cada empresa para conformar un Mega-Cártel eliminando de la ecuación a los hermanos Arellano Félix y el Cártel del Golfo. A Marcos Arturo le encantó el plan de llegar a la gerencia y se regocijó al saber que había hecho una buena inversión sacando a su primo de la cárcel. 

Ficha Criminal de Marcos Arturo Beltrán Leyva . SSP y CISEN

Las pugnas en La Federación habían llegado a tal punto en que cada capo volvió a ser independiente: El Viceroy con el Cártel de Juárez, El Chapo, El Mayo, El Azul y Nacho Coronel con el Cártel de Sinaloa, Los Valencia tras las rejas y, además, nuevos nombres salían a flote como Heriberto Lazcano de Los Zetas, Ezequiel Cárdenas –hermano del extraditado líder narco Osiel Cárdenas Guillen- Y Jorge Eduardo Costilla Sànchez El Coss del Cártel del Golfo, Edgar Valdez Villarreal La Barbie y Sergio Villarreal El Grande de la organización Beltrán Leyva. La nueva reunión se llevó a cabo en Valle Hermoso, camino a Tampico en el estado de Tamaulipas, territorio Zeta. Heriberto Lazcano mejor conocido como El Lazca o El Verdugo era un desertor de las fuerzas especiales del ejército mexicano o GAFE y era bien conocido por su despiadada forma de torturar y ejecutar a sus adversarios. Los términos y acuerdos eran más demandantes que en 2001: respetar los territorios actuales de cada organización, avisar al respectivo líder si se quería pasar algún tipo de cargamento en piso ajeno y disminuir el narcomenudeo nacional; a cambio el gobierno federal no intensificaría la persecución de cada integrante que se sumara al pacto. Todos aceptaron y la Narco-hermandad había comenzado. Heriberto Lazcano y Marcos Arturo se volvieron amigos entrañables después del primer encuentro auspiciado por Guzmán Loera. Se dice que la relación fue tan estrecha que en un episodio, Lazcano sufrió un percance en un avión y El Barbas llegó en su ayuda a bordo de un helicóptero. Pronto las envidias habían comenzado, principalmente de parte de los Zetas y los Beltrán Leyva contra la organización prolífica de El Chapo.


 Durante el apogeo del Pacto en Valle Hermoso en 2007, Guzmán Loera trató de sacar un cargamento de materia prima para la fabricación de Metanfetamina del Aeropuerto de la Ciudad de México, pero el lugarteniente de Marcos Arturo, Sergio Villarreal Barragán El Grande se lo prohibió y le exhortó a pedirle permiso a su jefe. La furia de Guzmán Loera se encendió a tal grado en que convocó a su primo y a su socio El Mayo Zambada a una junta urgente. El Barbas sorprendido por la ira de Guzmán Loera solamente le dijo que si necesitaba sacar un cargamento del AICM se lo notificara y asunto arreglado, pero El Chapo creía no tener necesidad de hacerlo porque él gozaba de los contactos de gente cercana a Genaro García Luna, director de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y titular se la Secretarìa de Seguridad Pùblica, todo para traficar a su antojo, rematando con el respaldo del principal responsable de cargamento ilegal en ese lugar: su compadre El Mayo Zambada. Con un semblante de derrota, El Chapo se sintió estúpido y humillado; convenció a Zambada García para hacer pagar a su primo por el predicamento que lo hizo pasar. El hermano menor, Alfredo Beltrán había sido capturado en Enero de 2008 con tres escoltas, un rifle AK-47, armas cortas, chalecos antibalas, joyería y 950 mil dólares en efectivo. Marcos Arturo supo muy bien de donde venía la pedrada. Él, Heriberto Lazcano, Vicente Carrillo, Edgar Valdez, Sergio Villarreal y los líderes del Cártel del Golfo se independizaron de La Alianza de Sangre e iniciaron la guerra contra El Chapo Guzmán y sus secuaces.

Heriberto Lazcano El Lazca

El 9 de diciembre de 2009 Ramón Ayala, Los Cadetes de Linares y El Grupo Torrente serían arrestados por un comado de marinos, y luego se les imputaría delitos como lavado de dinero y asociación delictuosa, solo por no tener en mano algún comprobante que avalara su contratación durante una narco-posada. A Marcos Arturo ya se le había dado el pitazo de que un pelotón iba tras él. La cacería contra el líder principal de la Organización Beltrán Leyva estaba en un clímax de suspenso, ya que el gobierno federal lo tenía bien ubicado en el estado de Morelos gracias a información avalada por el Buró Federal de Investigación de los Estados Unidos (FBI). 

Con la quijada literalmente destruida y un brazo desprendido a punta de plomo de su torso, cayó muerto el tambien llamado Jefe de jefes Marcos Arturo Beltrán Leyva sobre su propio charco de sangre durante un enfrentamiento con elementos de la Armada Mexicana el 16 de diciembre de 2009 en el conjunto residencial ¨Altitude¨ a las 5:30 p.m. junto a siete colaboradores. Los medios de comunicación revelaron al público fotografías en donde se mira al capo tendido en el suelo, con la camisa levantada, los pantalones abajo y varios billetes húmedos por la sangre coagulada sobre su cuerpo inmolado; estaba claro que los elementos castrenses habían manipulado el cadáver. Repitiendo las mismas características sobre la posición de la camisa y los pantalones, se conoce que en los operativos de las fuerzas armadas pueden hacerles esto a los detenidos para evitar cualquier posible reacción violenta y/o forcejeo, lo que lleva al escenario hipotético de que Marcos Arturo ya había sido sometido por los elementos de la Armada y acto seguido lo ejecutaron para que evitar las acusaciones de altos funcionarios coludidos al crimen organizado, principalmente con la Organización Guzmán Loera. 

Durante el interrogatorio hecho a Edgar Valdez Villarreal La Barbie después de su detención en 2010, este declaró que Marcos Arturo había tenido comunicación con él en medio del operativo; como último recurso, le pidió refuerzos pero Valdez Villarreal se negó a cumplir su petición. Cuando la operación hecha por la Marina Mexicana en Cuernavaca estaba en su más violenta fase, La Barbie logró hablar con uno de los sicarios que acompañaban a Marcos Arturo en la balacera: le dijo que su jefe estaba intoxicado y que no dejaba salir a nadie; el resultado fue fatal para todos incluyendo a Valdez Villarreal, ya que semanas después de la muerte de Marcos Arturo, su hermano Héctor tomó el liderazgo de la organización y trató de cazarlo inclusive con el apoyo de Los Zetas por supuesta traición. 

 

En el Aftermath del 16 de Diciembre de 2009, los elementos de la Armada de México encontraron algo poco conocido: un lista en la que se organizaba a quienes y que cantidades de sobornos se les pagaba a varios elementos de la Procuraduría General de la República en Morelos (PGR), la Policía Federal Preventiva (PFP), Policía Judicial del Estado de Morelos (PJE), la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Morelos (SSPE), entre otros. Rubicel Zapata Cisneros es el principal sospechoso de ser la persona con clave YAQUI  en el narco documento; otra clave en la lista era una X, se refería al segundo al mando en la jefatura de la Policía Federal Ministerial, cargo que le pertenecía a Juan José Cabello Vázquez. Las autoridades Federales (incluyendo al ejército) y Estatales se llevaban el botín en dólares, mientras que a las locales se les pagaban diez mil pesos mensuales. A si mismo se le apuntó con el dedo a Francisco Javier Espinoza Luna y a Guillermo Vargas Rodríguez, ambos trabajaban para la AFI y la SSP Federal de Genaro García Luna; el tercer cheque en realidad se les proporcionaba por medio de empleados de El Jefe de jefes. La Organización delictiva no solo logró infiltrase en la ley sino que invertía aproximadamente un millón ochocientos mil pesos para sacar información a los medios de comunicación por los moviemientos contrarios.

El cuerpo de El Jefe de jefes fue trasladado hasta Culiacán, Sinaloa y enterrado en el legendario narco-panteón ¨Jardines de Lumaya¨ junto a su abuela.


Carlos


Capturado el 30 de diciembre de 2009, pocos días después de la muerte de su hermano mayor a manos de la Marina, se quiso identificar ante los agentes de la Policía Federal como Carlos Gámez Orpineda pero la inverosímil identificación terminó delatándolo como parte de la organización familiar. Sin darse a conocer que posición ocupaba en el Cártel, Carlos Beltrán Leyva mantuvo un casi invisible perfil en el bajo mundo del crimen.


Mario Alberto El General

El gobierno de México y el de los Estados Unidos tienen fichado como parte del Cártel Beltrán Leyva a Mario Alberto pero hasta ahora no le han podido comprobar nada. Solamente se sabe que está casado con Olivia Gonzáles Corrales y vive sin contratiempos en la Unión Americana.



Alfredo El Mochomo


Nacido el 21 de Enero de 1971 en el mismo municipio sinaloense que sus hermanos. Casado con Patricia Guzmán Núñez, prima hermana de El Chapo, con la cual tuvo dos hijos: Karmina y Alfredo Beltrán Guzmán. Llegó a entenderse con los herederos naturales de los capos, principalmente con Vicente Zambada Niebla, capturado en 2009 y luego extraditado a los Estados Unidos. A diferencia de sus hermanos mayores, El Mochomo no era líder de la organización pero fungía como operador y supervisor de los cargamentos provenientes de Colombia con parada en Monterrey y como destino final la Unión Americana. Tenía tres cuentas activas en Banamex, institución financiera que se vio involucrada en escándalos de lavado de dinero, primeramente por parte de recursos provenientes de la Organización Carrillo Fuentes, los antiguos empleadores de los Beltrán Leyva. Alfredo se convirtió en la víctima de los pleitos entre Guzmán Loera y sus hermanos, en especial Marcos Arturo.
 El 21 de enero de 2008 salía de un domicilio en la calle Juan de la Barrera, en la colonia Burócratas de Culiacán, Sinaloa. Había ido a visitar a una de sus mujeres. Eran las primeras horas del día cuando varios agentes de la AFI rodearon su camioneta y obligaron a sus 3 guardaespaldas a salir del vehículo. Alfredo creía que todo se trataba de un malentendido y que con dar su nombre le dejarían ir, pero su suerte acabó cuando le mostraron una orden de presentación. 

Fichas de Prioridades de Alfredo y Marcos Arturo Beltrán Leyva. SSP
Aparentemente, la cuenta fue saldada: Guzmán Loera había hecho pagar caro a su primo Marcos Arturo entregando a su hermano menor a las autoridades, lo cual desató un mar de sangre en los meses posteriores iniciando con la caída de El Mochomo, la muerte de Edgar Guzmán López -Hijo de El Chapo- en mayo del mismo año y la muerte de El Barbas en 2009.


Los Exentos

Estar casado con un capo o alguien que pertenezca a algún Cártel no es un delito, pero ser participe de los actos ilícitos del conyugue ya es reprobable ante las autoridades. Juan José Esparragoza Monzón es hijo de Gloria Monzón y de Juan José Esparragoza Moreno El Azul, antiguo y fiel socio de Joaquín Guzmán Loera. Se dice que Monzón es cuñada de El Chapo, convirtiendo la unión matrimonial entre Gloria Beltrán y Juan J. Esparragoza Monzón en una alianza carnal entre las tres familias iniciada desde 1995. 
Felícitas Beltrán Leyva, Erika Dalila Beltrán Martínez, su media hermana y Araceli Flores Corrales, una amiga de la familia fueron a reclamar el cuerpo de Marcos Arturo dos días después del operativo que le dio muerte y por medio del proceso burocrático que ellas hicieron, el cuerpo de El Barbas fue trasladado hasta Culiacán para ser enterrado como la familia disponía. 
Armida, Felícitas y Amberto son los únicos hermanos de la familia que han quedado fuera del margen de investigación de parte de la PGR y la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA).



Héctor El H


Alonso Rivera Muñoz y Clara Elena Laborín Archuleta fueron los principales patrocinadores de un desfile de moda en el Hotel Hyatt Regency en Acapulco. Armando Mafut era el diseñador que exponía sus costosos diseños con bellas jóvenes que caminaban  en la pasarela. La razón del evento fue una recaudación para la Fundación Mexicana de Lucha contra el Sida. Varias celebridades se presentaron en la reunión de la alta sociedad, entre ellos estaban Jaqueline y Chantal Andere, Lolita Ayala, Susana Dosamantes y Eugenio Derbez. Todo era una sana algarabía hasta que la Procuraduría General de la República (PGR) citó días después a varios invitados de la fiesta para que declararan ante el Ministerio Público, ya que el señor Rivera Muñoz en realidad era el buscado narcotraficante Héctor Beltrán Leyva. Aparentemente, el capo pasó desapercibido ante todo mundo aquel 24 de abril de 1999.

Refinado, astuto pero implacable son las características principales que describían a El H, que era el segundo al mando de la organización liderada por Marcos Arturo, su hermano mayor. A Héctor siempre se le acudió para contactar a algún alto funcionario del gobierno mexicano, ya que siempre se hacía pasar por empresario o un hombre de negocios, más que nada por su forma de vestir, su buen gusto en lugares para llevar a cabo las reuniones y su ferviente elocuencia al pactar con cualquier persona de interés.   

Guillermo Francisco Ocaña Pradal Ocañita fue el principal mediador entre Héctor y la Farándula Mexicana. Lo conoció por medio de su esposa, la ex señorita Sonora de 1993 a 1994 Clara Elena Laborín Archuleta, quien también tenia una gran atracción por el estrellato, lo que la llevó a fundar su propia empresa: 
Rotceh –Héctor escrito al revés- Noticias y Espectáculos, S.A de C.V. bajo la asesoría de Ocañita

Guillermo Francisco Ocaña Pradal Ocañita

Alejandra Guzmán, Juan Gabriel, Grupo Menudo, Gloria Trevi, Ricardo Arjona, Grupo Timbiriche, Laura León, Grupo Magneto fueron representados por Ocaña Pradal en la década de 1990, en ese tiempo este operaba como lavador de dinero para la Organización Beltrán Leyva. Como tío de Chantal Andere, Ocañita se presentó en su boda con Enrique Livero Lake en 2008; entre los invitados estaban Enrique Peña Nieto y la actriz Angélica Rivera. El ahora presidente de México se congregó en la misma iglesia en la cual estaba el colaborador principal en el mundo del espectáculo de los hermanos Beltrán Leyva.
La impunidad de la que gozaba Ocañita llegó a su fin el 13 de abril de 2010, siendo detenido y acusado de delincuencia organizada, operaciones con recursos de procedencia ilícita y narcotráfico, de igual manera fue acusado de lo que se le imputó a principios de 2006, pero que con su suerte llegó a salir en poco tiempo. 

Después de la muerte de Marcos Arturo a finales de 2009, El H tuvo pretexto para mandar a matar a Edgar Valdez Villarreal La Barbie por negarle apoyo a su hermano durante el tiroteo que le quitó la vida, pero la cacería terminó cuando el ex colaborador fue capturado el 30 de agosto de 2010 por la Policía Federal. La organización que Valdez Villarreal había creado por su propia cuenta quedó desecha con la entrada de El Cartel de Jalisco Nueva Generación y remanentes del Cártel del Milenio, especialmente La Resistencia, liderada por Ramiro Pozos Gonzales El Molca, quien también fuere capturado el 11 de septiembre de 2012.

1/10/14

El 1 de octubre de 2014 Héctor Beltrán Leyva fue arrestado en un restaurante de mariscos en el estado de Guanajuato junto con un colaborador; ambos portaban armas exclusivas del ejército.

 
Fausto Isidro Meza Flores
El Chapo Isidro

  Según dicen los informes de inteligencia de Estados Unidos y de México, la Organización Beltrán Leyva a quedado desintegrada principalmente porque los lideres con ese apellido ya están tras las rejas o han sido abatidos; pero todo apunta a que el mando del cártel queda en manos de un colaborador y lugarteniente de El H: Fausto Isidro Meza Flores mejor conocido como El Chapo Isidro.




Jefe de jefes - Los Tigres del Norte


                                     
Los Recuerdos de Alfredo - Los Alegres del Barranco



 Fuentes: 
               Los Señores del Narco - Anabel Hernández. 2010
               La DEA en México - J. Jesús Esquivel. 2013
               Semanario Proceso
               Wikipedia.com.mx



                                                                                            Por Ryder Kane

No hay comentarios.:

Publicar un comentario